16 Oct 2012


LA CRUZ ROJA EN ESPAÑA Y LOS EX DEUS MACHINAS


     Mirad el video. Sólo 26 segundos. Es la campaña de la Cruz Roja para encontrar patrocinadores para poder ayudar a los españoles que más lo necesiten. ¡Hasta quitar el Hambre, con Patrocinadores se consigue! Una semana ahora está circulando este video melodramático. Una familia muy muy humilde, padre, hija e hijo. La madre de la familia no aparece. ¿Dónde está? ¿Estará trabajando? Si es así, deberían insinuarlo de alguna manera. Ya entenderíamos que en esta casa entra un sueldo pero con un sueldo se vive en esta penuria. ¿Será el padre viudo? ¿Por qué esta elección? Sabemos de sobra que los viudos, no es el «género» que con mas frecuencia se encuentra. Lo contrario, sí. ¿Estarán los padres separados? ¿Acaso es común que los hijos se queden con el padre? Las Leyes son escandalosamente a favor de las madres. Mucho más cuando padres como el del video, lo único que pueden ofrecer a sus hijos es una tortilla hecha con un huevo para comerla entre tres. (Aparte de su amor por supuesto pero este no se come.) De repente, justo cuando la pobre tortilla se reparte y se sirve entre tres, se abre la puerta de la casa humilde y entran dos personas de la Cruz Roja. Con una caja llena de «cositas». Observar por favor, cómo en segundos desaparece la miseria profunda de los rostros de hijos y padre. Nada mas mirar a la caja, a las vistas de los macarrones, de los arroces, por no hablar de las latas que son de todo tipo, las caras de los hambrientos brillan. Ninguna tristeza en la mirada por haber llegado a depender de una limosna inesperada. ¡Se echan en una fiesta loca! Ni Reyes, ni Papá Noel, ni Olentzero han podido nunca jamás traer tanta «alegría».


Esto es lo que yo veo en el video de la Cruz Roja española.

Para empezar y por supuesto, el tema no es «dónde está la mamá de la familia hambrienta» pero es mi derecho mínimo preguntarme y pensar que semiológicamente, habrán razones por la elección de los protagonistas del video.

Para seguir, me parece muy bien que la Cruz Roja haga su trabajo según su misión.

Para mi el tema es:

¿Quién ha creado todos estos Nuevos Pobres?

y

¿Que las familias tengan para comer algo más que un huevo, es «trabajo»  de la Cruz Roja?

¿No es del Estado?

¿Tantos millones de personas en tantos países «han vivido por encima de sus posibilidades»? Qué casualidad que los que ahora están culpando tan ligeramente a tanta gente por haber vivido por encima de sus posibilidades, son los mismos que hasta ahora, no sólo les invitaban de hacerlo sino les presionaban. ¡Cuántas llamadas para ofrecer créditos que estaban allí sólo para nosotros! ¡Cuántas técnicas agresivas para convencernos!
En cada crimen se investiga si hay Instigador, aquí, lo contrario, el violado, se culpa encima por provocador, por llevar el escote demasiado pronunciado y la falda muy mini.

     Este «encima de nuestras posibilidades» nadie lo explicó muy bien ¿Acaso no estaban garantizados los sueldos por un Convenio Colectivo? ¿Acaso no es anticonstitucional deshacer todo lo conseguido en el mundo laboral en una noche? ¿Lo conseguido en más de un siglo?

     El «Happy End» del video me parece muy preocupante. Todavía más preocupante me suenan los comentarios positivos sobre él. Me parece que nos está pasando exactamente lo mismo que a Whitney Houston. Si a ella su marido le daba drogas para que sea controlable y obediente, a nosotros, nuestro «marido», el Estado, (más se porta como chulo que como marido) nos da «Cruz Roja», y videitos que hacen efecto tanto como calmantes, y también como alucinógenos. Hay que recetarlos siempre antes de las comidas. (ya no sabemos si va a haber comida para que haya también un después).  Poner dos videos al día (antes de las comidas) por debajo de la lengua y pronto ya diremos todos que es nuestra culpa, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Poner el video y esperar al Deus Ex Machina. No hace falta de hacer nada más. Ya vendrá. Cuando se nos quede sólo un huevo en la nevera, la puerta se abrirá y la Cruz Roja aparecerá.»

     Yo, he recibido mi mensaje. No hace falta salir a la calle para luchas y otras tonterías semejantes. Además arriesgando a recibir alguna paliza o respirar lacrimógenos caducados. No. Me quedo tranquilamente en casa y La Cruz Roja aparecerá con una caja llena hasta arriba.

     Ahora entiendo que quería decir Blanche DuBois cuando decía: «I’ve always depended on the kindness of strangers.»

                                                                                                        EL GRECO

No comments:

Post a comment